Agónica clasificación de Grecia ante Costa de Marfil

Empataban 1-1 y los europeos quedaban afuera pero un penal en tiempo de descuento les dio el milagro necesario.

grecia


La selección de Grecia avanzó hoy por primera vez en su historia a los octavos de final de un Mundial con un agónico triunfo por 2-1 sobre Costa de Marfil, que quedó eliminada de Brasil 2014.

Georgios Samaras anotó de penal en el segundo minuto de descuento el gol del triunfo para los helenos, que se medirán con Costa Rica el domingo en Recife en busca de un lugar en cuartos de final.

Costa de Marfil, a la que le valía el empate, quedó a segundos de lograr también su primer pase a octavos de final de un Mundial tras quedar eliminada en la primera fase de 2006 y 2010, sus dos únicas apariciones en una Copa del Mundo.

El partido en el calor de Fortaleza ofreció a los 59.000 espectadores un espectáculo lleno de alternativas entre la apuesta defensiva de los griegos y la energía ya algo mermada de la “generación dorada” del fútbol marfileño.

Lo griegos arrancaron mejor y tuvieron las situaciones de mayor peligro del primer tiempo, incluyendo un bombazo de Samaras que se estrelló en el travesaño en el minuto 33.

Cuatro más tarde, Didier Drogba, gran estrella de los marfileños, vio amarilla por frenar a Samaris en el centro del campo.

Cuando el primer tiempo parecía extinguirse sin goles, los griegos aprovecharon una pérdida de balón Tioté y Samaras habilitó a Andreas Samaris para abrir el marcador en el minuto 42. El resultado parecía justo por lo visto hasta entonces.

El técnico Sabri Lamouchi sacó a los mismos en el segundo tiempo, pero el equipo pareció tomar consciencia de que estaba quedando fuera del Mundial y mostró una cara más agresiva, mientras los helenos iban encerrándose en su área y librándose al contraataque.

Un disparo de Yaya Touré en el 57′ fue la mejor opción de los marfileños. Los griegos respondieron con otro travesaño del capitán Karagounis en el 67′ y un tiro libre de Lazaros que pasó rozando el palo en el 71′.

Cuando la resistencia griega comenzaba a resquebrajarse, Wilfried Bony devolvió la ilusión a los “Elefantes” definiendo con tranquilidad a pase de Gervinho en el minuto 74′.

En el estadio Castelao en Fortaleza se escuchaban ya sólo los cánticos de los africanos cuando volvió a repetirse las historia ya vivida tantas veces en Brasil 2014: un penal de Sio a Samaras en el minuto 92.

Los marfileños discutieron la falta, pero la decisión estaba tomada. El propio Samaras fue el encargado de lanzar el penal y clavó la pelota en el ángulo derecho del arco para sellar el mayor logro del fútbol griego desde la conquista de la Eurocopa en 2004.

 

 

Fuente_mdzol.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *