Así operaban los narcos que compraban droga con motos

El cuarto y último integrante pasó a la cárcel sanrafaelina por orden del juez Federal. Detalles de la operación de compra y venta con los vehículos.

Desbarataron una banda narco que operaba entre San Rafael, Alvear y Guaymallén

Toda la banda narco que compraba estupefacientes con motos, está en el penal.

Después de comparecer ante el juez Federal Eduardo Puigdéngolas, el Pancho de 24 años, último integrante de la banda narco que compraba drogas entregando motos que permanecía prófugo, se encontró con sus compañeros de andanza en la cárcel de San Rafael.

El procedimiento para sacar de la calle a los narcotraficantes que operaban entre Guaymallén, San Rafael y Alvear demandó diez meses de investigación por parte de la División antinarcóticos alvearense y el trabajo conjunto con cuatro dependencias policiales más.

Entre marzo y abril habían capturado al Nono de 57 años, que era el proveedor y estaba afincado en Guaynallén. También el Liebre de 32 años, que tenía la base de operaciones en Villa Atuel y el Tato de 24 años que vendía al menudeo en Alvear y alrededores.

Solo les quedaba dar con el Pancho, de 24 años, que se les había escapado durante un allanamiento en su casa y estaba prófugo desde el mes pasado. El arresto se concretó el miércoles al mediodía.

Las motos para ocultar la operación

No es la primera vez que narcotraficantes compran y venden distintos bienes para blanquear el dinero mal habido.

Sin embargo no era común, hasta ahora, descubrir operaciones de compra de droga directamente con motos.

Para ocultar las transacciones ilegales, los narcos utilizaban el Facebook para detectar motos en venta y en general en buenas condiciones. Las motos las compraban el Tato y el Pancho de contado y sin poner peros, siempre y cuando estuvieran con la documentación en regla y que no fuesen a ser producto de un robo, para evitar problemas con la ley.

Acordaban con el Liebre y luego las enviaban por expresó a Guaymallén para concretar el pago por la droga. Una vez que recibía los vehículos, el Nono daba el ok y el Liebre viajaba en su auto particular y regresaba con la marihuana.

La relación era, un kilo de marihuana que se puede conseguir a unos $8.000, por una moto 110cc.

 

Fuente_www.unosanrafael.com.ar

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *