Se inyectó aceite de bebé en la cara y ahora su vida es un calvario

Un estilista mexicano pagó muy caro su búsqueda de la belleza: ahora depende de 15 medicamentos y sufre contínuos actos de discriminación por su rostro deforme.

Se inyectó aceite de bebé en la cara y ahora su vida es un calvarioEn su búsqueda por la belleza, Hugo Hernández, un estilista mexicano decidió inyectarse aceite para la piel de los bebés con nefasto resultado, además de trágico ya que ahora depende de 15 medicamentos y su apariencia es objeto de discriminación.

A lo largo de los últimos 17 años, este mexicano ha pagado un alto precio por su exagerada vanidad y querer alcanzar la perfección física por la vía rápida y de forma poco profesional. En un entrevista para una televisión local, Hugo reconocía que su adicción por la belleza se remonta a 1997, cuando empezó a inyectarse colágeno porque “deseaba ser como un artista, pero tú sabes que teniendo belleza, se convierte en una adicción”.

Así cirugía tras cirugía y depués de inyectarse aceite para bebés, acabó convertido en la burda caricatura de una mujer porque «el aceite se ha convertido en plastilina» asegura el estilista que aunque no sufre dolores, sí vio como su vida social se evaporaba, perdía a sus clientes, empezó a sufrir depresiones y a vivir el rechazo social.

“Esto no es doloroso, pero si tengo que llevar un régimen alimenticio especial, tomar mucha agua, no desvelarme, no alcohol, no sustancias nocivas y llevar un estilo de vida tranquilo” explica a la televisión Hernández García, que reconoce que ahora está pagando, “tal vez era necesario que yo quedara de muestra para que la gente no lo haga” concluye.

 

Fuente_diariouno.com.ar

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *