Un emprendimiento ecológico alvearense recibe apoyo del Municipio

Dagma y Matías Miranda son dos jóvenes profesionales alvearenses que desde hace más de un año emprendieron la realización de lápices a partir de papel reciclado. Recientemente, han celebrado un acuerdo con el Intendente Walther Marcolini para que la Incubadora de Empresas de la Municipalidad de General Alvear les diseñe un Plan de Negocios y realice las gestiones pertinentes para que a futuro puedan acceder a un subsidio.

Hace un año y medio que los hermanos Miranda iniciaron este proyecto con el objetivo de rendir una materia. Dagma es Licenciada en Gestión de Negocios, Matías es Técnico en Gestión Ambiental y se encuentra haciendo la Licenciatura correspondiente.

Esta dupla tiene el objetivo de trabajar en equipo en un emprendimiento que además fusione sus carreras en un proyecto acorde, que fueron mejorando hasta lograr un buen producto. “De este modo hemos elaborado lápices de papel de la mano ambiental, social y económica”, explicó Matías Miranda.

El nombre del lápiz que elaboran es Suyana, de origen quechua, que significa esperanza, explicó Dagma Miranda y agregó: “nosotros le damos significado para darle una segunda oportunidad, una esperanza a los residuos que generamos con facilidad, como es el papel y el cartón”

“Firmamos con Incubadora de empresas para que nos brinden asesoramiento, capacitación y vínculos, lo que nos ayuda tanto en lo económico como en la creación de redes de contacto con otros emprendedores, para conocer otras ideas”, resaltó Dagma.

El proceso de elaboración tiene varias etapas, primero el corte luego desinfección de todo el material, insertado de lámina, después el proceso de elaboración del lápiz para el posterior secado, que lleva un tiempo.

“Además de fusionar nuestras carreras buscamos fomentar el consumo responsable, además de la importancia del reciclado, porque si clasificamos los residuos en origen podemos generar un montón de cosas buenas como este producto, por ejemplo. Para nosotros este emprendimiento es gratificante porque además de vender el lápiz, queremos llegar a diferentes puntos para poder concientizar. Asimsimo, nos hemos sorprendido por el interés de muchas personas de otros países como: Honduras, Chile, México, Guatemala, Uruguay. Por esto estoy muy contenta y sorprendida, porque no esperábamos tanta repercusión”, concluyó Dagma Miranda.

 

Comentario

Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.